El Tribunal le dio la reclusión a Juan Carlos Cardozo por tiempo indeterminado

Perpetua para el asesino del Triple crimen de Benavídez – Es la pena más alta que podían darle; es por la muerte de la hija, la hermana y la abuela de su ex mujer. El joven Juan Carlos Cardozo fue condenado hoy a reclusión perpetua por el triple femicidio de la hija, hermana y abuela de su pareja, Romina Martínez, que espera un bebe del acusado y también fue imputada como presunta cómplice del crimen.

El Tribunal Oral en lo Criminal 7 de San Isidro encontró culpable a Cardozo, de 25 años, y agravó la pena al imponer que la reclusión perpetua sea por tiempo indeterminado, es decir que no podrá gozar de libertad condicional ni salidas transitorias.

Los jueces también ordenaron que se abra una investigación sobre Martínez por si pudiera haber sido partícipe o instigadora de los homicidios de su hija Marisol, de 6 años, su hermana, María Florencia Martínez, de 15, y su abuela, Nilda Ludovica Ham, de 76.

Los jueces calificaron los hechos como «homicidio agravado con alevosía» y «homicidio criminis causa».

La madre de Martínez se mostró «muy conforme» con el veredicto y dijo que si se llega a demostrar que su hija participó del triple homicidio «pague lo que tenga que pagar»

La condena ha coincidido con los pedidos que habían hecho la querella y la fiscalía para Cardozo, que pidió perdón entre sollozos a los familiares de las víctimas presentes en la sala.

Antes del juicio el joven, practicante del rito umbanda junto a Martínez, aseveró que no hizo «nada» e insistió con que estaba «como poseído» al momento de la matanza porque «una voz gruesa, en portugués, hablaba por mí y me gritaba ‘Tengo que matar'».

Antes, Romina, que perdió a su hija, a una hermana y a su abuela en el hecho, había dicho que lo perdonaba porque él estaba «poseído».

El triple crimen ocurrió el 27 de agosto de 2012 en una casa de la calle Uruguay 633, de Benavídez, partido de Tigre, cuando Cardozo fue a buscar a Romina, de 27 años, quien lo había abandonado una semana antes y se había llevado con ella a la hija de ambos, de 3 años.

Cardozo no encontró a la joven en la vivienda y descargó su furia contra las tres familiares de ella, asesinando primero de puñaladas a la abuela de la chica, luego a otra hija de Romina, y finalmente a la hermana.

Comentarios

comentarios