A pesar de la lluvia, al «Copa Patoruzito» fue un éxito

Durante el fin de semana del 13 y 14 de marzo, se llevó a cabo en la ciudad de El Trébol, en el Departamento San Martín, uno de los torneos más importantes de polo para menores de la República Argentina.

El Club de Polo «Las Rosas», de la ciudad de El Trébol, organizó la segunda edición de la Copa «Patoruzito», una competencia para niños de 6 a 16 años, pero en esta oportunidad con un sorprendente récord de convocatoria.

Setenta jugadores y trescientos caballos

Es que en la segunda edición – la primera fue en 2019 y la siguiente se iba a realizar en 2020 pero no se pudo llevar adelante por la pandemia – hubo un total de 10 equipos. Esta vez, la inscripción se elevó a 17, con 70 jugadores infanto juveniles y más de 300 caballos que llegaron a la ciudad. «La logística que hubo que llevar adelante fue enorme. Si bien el club tiene grandes instalaciones, hubo que pedir prestadas caballerizas en la zona para poder albergar semejante cantidad de animales», explicó a este medio, Esteban De Lorenzi (h), vice presidente del Club de Polo Las Rosas, de El Trébol.

La competencia estuvo dividida en tres niveles. El Mini (hasta 9 años), Intermedia (10 a 12) y Mayor (13 a 16) y el evento contó con el respaldo de la Asociación de Polo Argentina.

Durante el sábado y parte del domingo, compitieron jugadores de las provincias de Entre Ríos, Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe y Capital Federal.

Deporte y amigos

El certamen no pudo llegar a su fin en lo competitivo, ya que la lluvia del domingo a la mañana obligó a la suspensión de la etapa final del torneo en las tres categorías. «Si bien no pudimos terminar el torneo por la lluvia de la mañana del domingo, y hubo que suspender las finales, la satisfacción es enorme. Al principio me amargué pero cuando el lunes comencé a recibir la cantidad de mensajes de felicitaciones de la gente y de la asociación misma me puse muy contento. Nunca pensamos en poner en peligro la integridad de los niños y no se dudó en suspender y evitar cualquier riesgo», explicó De Lorenzi.

«Igualmente, el objetivo era promover el polo y la camaradería entre los niños que juegan desde pequeños y se logró con creces. Se hicieron juegos nocturnos el sábado y hubo un disfrute enorme por parte de los pequeños», señaló el directivo y agregó: «En este tipo de eventos, nos dedicamos a la actividad de polo en un torneo integración, en el que se arman los equipos lo más parejo posible. También le ponemos mucho énfasis a las actividades extra polísticas que tienen que ver con juegos entre niños».

Comentarios

comentarios