MEYNET – “Fue un año distinto pero aprendimos a usar nuevas herramientas»

La actividad cultural fue una de las áreas que más tuvo que cambiar en relación a la pandemia. La forma de existir, exhibirse, contactarse cambió radicalmente, sobre todo porque en estos ámbitos, la presencialidad, el acercamiento y el intercambio era base y esencia.

El Trébol tuvo como todo el entorno cultural debió readaptarse y reinventarse en esta nueva normalidad, y trabajar virtualmente, y de manera diferente, una vez que algunos espacios comenzaron a reabrirse.

Sobre esta nueva realidad, y las propuestas que se llevaron adelante en el 2020, el director de Cultura y Relaciones Institucionales, Jorge Meynet, dejó algunos conceptos: “El año debemos tomarlo para revisar, aprender y reflexionar. Fue un año distinto, con pocas actividades presenciales, pero aprendimos a usar nuevas herramientas y nos pudimos  conectar con el mundo”.

“Lo más relevante fue el 15 de enero con la inauguración de la muestra “Las ventanas de la  historia” en el Museo Municipal; una obra que se trasladará a fines de este año al espacio ubicado en el segundo galpón del ferrocarril, donde venimos trabajando desde hace unos años y que se transformará en Museo del Campo y los Inmigrantes”, recordó el funcionario, y anticipó sobre nuevas propuestas.

De los cambios siempre se puede sacar cuestiones positivas, y en este sentido, Meynet afirmó que el parate de la pandemia “sirvió para avanzar en los trabajos del subsuelo donde se inaugurará el Museo del Teatro Cervantes y su historia”, y que dejará a las futuras generaciones, un lugar increíble para visitar.

En el inicio del 2020, cuando todo transcurría en normalidad y sin el COVID, El Trébol conoció su bandera tras un concurso que se realizó en la ciudad y del que participaron los niños de las escuelas primarias; y la escritura de un nuevo libro escrito por Rubén Pron (Crónica histórica de una construcción de 130 años) que actualiza la edición del centenario, y que fue posible gracias al aporte del Ministerio de Cultura de la Provincia y de la senadora Cristina Berra.

Siguiendo con el festejo de los 130 años, según recordó el funcionario, se “comenzó a grabar un DVD con la historia de los músicos, danza y artistas en general”.

Por otra parte, se realizaron concursos y capacitaciones virtuales ligados a museos y proyectos provinciales y nacionales y también, se continuó el vínculo virtual con las alumnas del PEAM, que fueron los primeros en recibir en este formato la atención de las profesoras.

En concordancia con las nuevas maneras de comunicar y contarse, los jóvenes continuaron recibiendo propuestas de aprendizaje y becas, dialogando con los centros de estudiantes, para escuchar sus problemáticas.

“Se puso en marcha el primer programa de QR para toda la ciudad. Un código de respuesta rápida, diseñado para unir información de las publicaciones impresas con información subida en la red, el cual se puede leer con un dispositivo móvil”, explicó el integrante del gabinete municipal.

Dependencias

“En el Punto Digital se intensificaron las tareas debido a la demanda de la virtualidad, y que muchos vecinos necesitaron ayuda y capacitación”, afirmó y adelantó que llegará un segundo Punto Digital.

Por su parte, la Escuela de Música y la Escuela de Deportes mantuvieron el caudal de alumnos en forma virtual y presencial a partir de diciembre; y para cerrar, recordó el paso de Papa Noel, que tuvo que readaptar y extender el recorrido para llevar alegría a los pequeños.

“No fue un año perdido, fue un año distinto, que nos abrió nuevos horizontes y nos ayudó a conocernos un poco más”, cerró Jorge Meynet.

Comentarios

comentarios