SANTI Y CARO – Un sueño por las venas abiertas de América / Por Francisco Díaz de Azevedo

Esta es la historia de dos soñadores, dos viajeros, dos almas que sienten la libertad en su interior y el desafío en el corazón.

Dos jóvenes a los que se les presentó la posibilidad de conocer cada camino de un mundo infinito y maravilloso y están prontos hacerlo realidad.

Santiago Bertaina  tiene 30  años, nació en El Trébol, Santa Fe y es Ingeniero Industrial.  Carolina Fenoy tiene 26. Es de General Alvear,  Mendoza, con mucho pasado en San Luis y le falta su tesis para recibirse de Administradora de Empresas.

“Nos conocimos hace dos años en el laburo, en Córdoba, pero hace sólo un par de meses que somos novios”, dicen con mirada cómplice estos chicos que quieren embarcarse al viaje de sus vidas recorriendo las “venas abiertas” de toda América.

Carolina es la vocera de los dos, Santiago, de mirada tranquila, ceba unos amargos riquísimos mientras la charla se mete en cada destino, en cada sitio, en cada paisaje y trepa a innumerables horizontes.

“Siempre tuvimos el deseo de viajar y conocer el mundo. Por distintas razones, laborales y académicas, fuimos posponiendo ese deseo. Por cosas de la vida, este año dijimos de hacerlo realidad. No había nada que lo impida. Investigamos las alternativas, seguimos cuentas y fuimos contemplando alternativas”, cuenta Carolina y agrega:  “Yo me imaginaba viajando por Europa y Santi por América. Él me hablaba de sus ganas de recorrer este continente. Veíamos que la mejor manera era aprovechar lo que ya teníamos y teníamos una camioneta. Investigamos y descubrimos lo que es el “Camper” – una especie de casilla montada sobre el rodado- . En Córdoba vimos tres empresas que la construían y empezamos a avanzar en la idea”.

Madryn, la prueba de fuego

En medio de los bártulos esparcidos en la casa paterna de Santiago, la parejita cuenta de su vida y de sus sueños.  “El Camper tiene mucha autonomía. Conocimos una firma que tenía un Camper en venta, lo reservamos y nos lo entregaron en octubre pasado. Teníamos vacaciones en ese momento y nos fuimos 14 días a Puerto Madryn para probar todo, desde la convivencia hasta la camioneta con el camper”, explica la mendocina, de pasado puntano y con acento cordobés.

“El Camper tiene muchas cosas a tener en cuenta. Por ejemplo, dispone de un tanque de 80 litros y hay que aprender a administrar el uso del agua. El viaje salió muy bien y estábamos convencidos, por lo que empezamos a planificar y vendimos nuestras pertenencias en Córdoba. Renunciamos al trabajo en ARCOR y acá estamos”, señala.

En tiempos de poco trabajo, sueldos ajustados y tanta carencia en lo material, Santiago y Caro renunciaron a dos importantes cargos en la empresa sólo para seguir detrás de sus sueños.  “Ya salimos, dejamos Córdoba, pasamos las fiestas con la familia y en enero partimos”, avisa Santi.

Recorrer América tiene sus condimentos, que muchas veces no son los que se degustan con delicadeza. La situación social en algunos países, en estos tiempos, es una moneda frecuente y los chicos lo saben.  “Hay lugares con problemas como Chile hoy por hoy. Iremos analizando paso a paso y momento a momento. Venezuela lo obviamos. También hay gente que te va aconsejando y el recorrido”, explica Fenoy.

Y si novio agrega: “No tenemos un tiempo límite. Trabajaremos en el camino para generar ingresos. Tenemos ahorros pero tenemos que ganar plata. Por ahí, uno se queda en algún lugar porque le gusta y trataremos de trabajar en esos lugares.  Todo es un desafío, sobre todo la convivencia de 24 hs. Y los 7 días de la semana. Estamos ansiosos de conocer gente, el viajero es bondadoso”.

Y después?

“No sabemos qué pasará después. Veremos cómo nos sentimos viajando. Hablamos de cruzar a Europa con el Camper o a pie, pero no lo sabemos. Tenemos un largo camino por delante aún antes de esa pregunta”, dispara Santiago.

Mientras tanto, la VW Amarok ya calienta motores. El Camper está en su lugar y los caminos listos para ser recorridos.

La historia dirá, que una parejita, compuesta por un santafesino de 30 y una mendocina de 26, un día de enero comenzaron a desandar los kilómetros que los llevarán a un destino incierto, desconocido, inimaginable. Como es cada camino por recorrer, como es la vida misma.

El recorrido

Córdoba (Argentina)
Jesús María (Argentina)
Cosquín (Argentina)
Valle de la Luna – San Juan (Argentina)
Talampaya – La Rioja (Argentina)
San Luis (Argentina)
Menzoza (Argentina)
Ruta 40 (Argentina)
Río Gallegos (Argentina)
Ushuaia (Argentina)
Chile
Carretera Austral (Chile)
Santiago del Estero (Argentina)
Salta (Argentina)
Jujuy (Argentina)
Desierto de Atacama (Chile)
Bolivia
Misiones (Argentina)
Brasil
Bolivia
Perú
Ecuador
Colombia
Panamá
Centro América
México
EEUU
Alaska (EEUU)
Canadá

La cuenta para seguir el recorrido

FB – @hakunamatataxelmundo
Instagram: – hakunamatataxelmundo

Comentarios

comentarios