LA OREJA DE VAN GOGH: «Buscamos tener un pie en nuestra identidad y un pie en la innovación»

Por Francisco Díaz de Azevedo

El Barrio de Palermo se adormece de a poco. Es miércoles  y su atardecer mezcla el fresco de un invierno que no se va y los colores de Plaza Serrano.

A pocos metros, está el Nuss Hotel, cerca de la Sony y casa temporal de La Oreja de Van Gogh. Los fans se agolpan en la puerta esperando la llegada de los donostiarras. Ellos terminan con los últimos acordes en “Pura Química” por ESPN.

Llegan y llueven las fotos y las selfies. Pero ellos no se inmutan, no se cansan y nunca dicen NO a un pedido. Allí afuera están los de LOVGLandia”,  “Las guapas de Haritz”, “Mateando con La Oreja” y “Leiristas por el mundo”, algunos de los clubes de fans de estas pampas, que aman a un grupo que está a punto de poner la vela Nº 20 sobre su mejor pastel: El disco “El planeta imaginario”.

Son 20 años de carrera y es el 7º trabajo de estudio. “Primera Fila”, la placa del  2014 en vivo para América Latina, terminó de fortalecer lazos y el amor parece no diluirse más.

Enfundados en camperas para protegerse de un verano aún pálido y temeroso, ingresan al hotel y nos saludamos como siempre. Tras casi dos años sin verlos, el afecto sigue intacto.

Nos sentamos en el hall del hotel. Los cuatro rodean a Leire. Alvaro arrastra una gripe demoledora. Igual se suma a la charla.

“Cocinamos un disco a fuego lento y es un trabajo muy emocionante”, dispara Xabi San Martín de entrada. La banda estuvo dos años componiendo para plasmar un disco que rápidamente trepó al Nº 1 de España y de casi todos los países de América Latina.

ETD: Porqué fue el más difícil si tuvieron más tiempo?

“Con los años, y tras 20 años de carrera nos volvemos más exigentes, queremos evolucionar y nos exigimos. Eso nos lleva a ir un poco más allá y que cada paso que damos lleve más atención. Le dedicamos más tiempo a cada canción y a cada letra», explica Pablo Benegas, guitarrista y uno de los motores compositivos de la banda junto a Xabi.

Enseguida llegan un par de botellitas, de las preferidas de la banda cuando pisa suelo argento. De lúpulo, cebada y malta con espuma y con etiqueta celeste y blanca, ayudan amenizar la charla.

Pálida luna

La placa tiene un conocido track para los de este lado del continente. “Palida luna”, un pop arrasador con estribillo pegadizo, que La Oreja presentó cuando aún giraban con el disco anterior.  Alvaro, bajista de la banda de San Sebastián dijo:  “Pálida Luna”  quedó  afuera del Primera Fila y es  un caso especial. Es una canción que nos pareció fantástica y no la pudimos incluir en la placa anterior. Nunca habíamos tocado una canción inédita en directo y teníamos ganas de sentir esas sensaciones”.

ETD: Qué buscaron con “Planeta Imaginario”?

Xabi se apura:  “Intentamos no perder la esencia”…  y de repente empieza a sonar un Mickey desde su I Watch  que le avisa que un mensaje a llegado a su móvil. Estallan las risas, San Martín se desconcentra. Todos nos distendemos, sobre todo yo. Recapitulamos y volvemos a preguntar: Entonces suelta:  “No queremos repetir viejas fórmulas pero queremos tener un pie en nuestra identidad y un pie en la innovación. Buscamos temas más comprometidos y más serios y eso es “El Planeta Imaginario”.

La Oreja y el Luna

La Oreja de Van Gogh tiene una rica historia en materia de presentaciones. Ha tocado de Tucumán a El Calafate, a colmado teatros en Rosario, Córdoba, Mar del Plata, Bahia Blanca, Mendoza  y varios estadios porteños. Fue furor en festivales como Villa María, San Francisco y Colón.

Pero el 24 de junio, La Oreja volverá a tener una cita en el Luna Park. El motivo? La convocatoria, el doble platino de “Primera Fila” y el éxito en ventas de “El planeta imaginario”.

Pero desde el año 2009, que no pisa el mítico Luna Park. En ese entonces, presentando “A las 5 en el Astoria” y “Nuestra casa a ala izquierda del tiempo”, los vascos pisaron por última vez las tablas del estadio de Corrientes y Bouchard.  “Para nosotros el Luna Park es muy emocionante”, señala Leire, que “debutó” en Argentina en ese estadio. Agregó:  “Yo entré por la puerta grande en ese año y volver es maravilloso. Llenarlo y sentir como vibra es muy bueno. No desmerezco al Gran Rex en el que hicimos cinco conciertazos para el Primer Fila. Pero volver al Luna significa mucho, porque es un lugar emblemático”.

El disco y sus temas

Cada disco de La Oreja es pensado al detalle. Desde los temas que quedarán incluidos y hasta el orden final que tendrán en el CD.

FLAMANTE - La nueva placa de los Donostiarras.
FLAMANTE – La nueva placa de los Donostiarras.

“El planeta imaginario” comienza con un tema fuerte, de letra conmovedora y con un clima in crescendo como es “Estoy contigo”. Una canción que quedará en la memoria y en el corazón de sus fans por años y no es el típico hit ganchero y radial que coquetea con los charts y seduce adolescentes.  Pablo comenta:  “Comenzamos el disco con “Estoy contigo” porque tiene una sonoridad que va a más y crece. El orden de las canciones es muy importante porque hay canciones que pueden pisar a otras. A veces hay canciones que tienen los mismos instrumentos que otras. Pueden transmitir cosas que pueden llevar a equívocos. Entendemos que cuanto te sientas a escuchar un disco escuchas un todo, un conjunto”. El primer single, “Verano” está en el 3º lugar del disco. Antes está diciembre, otro hit potencial.

Diciembre y enero será el momento de La Oreja de Van Gogh en España. Para el 2017, América será prioridad. Incluso un extenso recorrido por Estados Unidos de un mes. Junio será para Argentina.  “Agregaremos más fechas. No podremos estar en tantos sitios como la otra vez, pero sí es seguro que no estaremos sólo en Buenos Aires. Tenemos España, Estados Unidos, México, Chile y varios países más que recorrer”. El baterista de la banda suelta además una novedad:  “En el año 2018 seguramente volveremos a tener otra incursión”.

De hecho La Oreja de Van Gogh ya tiene fechas confirmadas en junio en Buenos Aires (Luna Park), Córdoba, Rosario, Mendoza y San Juan.

Pero la familia de La Oreja fue multiplicándose. Leire fue la última en ser madre en 2015. Pero antes también fueron padres Alvaro y Xabi. Todos tienen hijos y los habitantes del “Planeta imaginario” ya son muchos.

ETD: Cómo organizan una gira ahora, con tantos “compromisos domésticos”?

“En realidad haremos las giras de la misma manera. Intentamos que no cambie nada. Nuestros familiares se adaptan a la gira”, señaló Xabi y Pablo agrega: “Es como en otros trabajos, cuando uno se va tiene que dejar cosas programadas y ordenadas. Hay mucha gente que trabaja fuera de casa o lejos. No es sólo para una banda como la nuestra”.

Porqué “Verano”… porque no “Camino”

Tras grabar cada disco en el mítico Du Manoir en el sur francés, los donostiarras tienen como ritual reunirse con Sony España a escuchar el CD y elegir el single. Casi siempre hay coincidencias en la elección del primer corte de difusión. Pero esta vez La Oreja se inclinó por “Verano” mientras Sony quería “El camino de tu corazón”.  “Siempre gana La Oreja”, aseguró Benegas y agregó: “Somos los dueños de nuestra carrera y no se mete nadie. Los singles los elegimos nosotros. Siempre escuchamos con Sony que tiene mucho músculo, el disco y se sugieren cortes. Nosotros incluimos las canciones, definimos la portada y ponemos la música y las letras. Pero a “Verano” lo elegimos nosotros. Ellos querían “Camino de tu corazón”. Casi siempre coincidimos con Sony pero esta vez había opiniones diferentes”.

Por su parte, Xabi dijo: “Camino de tu corazón” nos encanta pero no queríamos dejar un mensaje equívoco. Podía parecer una elección oportunísima como de reinventarse o de búsqueda de una nueva fórmula y nos parecía un mensaje decadente”.

Leire, además señaló:  “Esa canción es muy bonita pero no representa el momento actual general del grupo”.

La charla se sumergió en el debate. Algunos fans tomaron a “Camino…” como un cambió de rumbo, otros le pusieron el tilde de reggaetón, otros simplemente lo adoptaron como verdaderamente es: Una de las curiosidades que LOVG suele incluir en cada disco. Esta vez, una canción de marcados ritmos latinos, que a mi parecer, igualmente será hit.

LOVG - La banda donostiarra llega con "El planbeta imaginario".
LOVG – La banda donostiarra llega con «El planbeta imaginario».

“No es reggaetón”, remarcó Benegas y continuó: “Es una canción que es un color más en el disco. Hay canciones que les dan color y matices a un disco y otras que tienen un peso. Nosotros elegimos singles con peso”.

Aureo

La Oreja de Van Gogh conoció a Aureo Baqueiro  a la hora de producir Primera Fila. El mexicano le dio un giro importante a la sonoridad de la banda.

Para “El planeta imaginario”, los de Donostia lo volvieron a elegir.  “Aureo tiene mucho que ver en el sonido de este disco. Le abrimos las puertas de nuestra casa y nos gusta mucho su trabajo. Le permitimos bucear dentro de las canciones. Él fue fundamental”.

Más allá del disco nuevo, la banda mostró arreglos climáticos muy evolutivos vivo en clásicas  canciones como Europa VII y Jueves, con finales floydianos y crecientes que emocionan en vivo. “Los  arreglos que les hicimos a las nuevas canciones nos gustan mucho y los hicimos nosotros”.

ETD: Leire, que esperas del nuevo disco, donde por cierto, tu evolución es increíble?

“Hay muchas historias por descubrir. Queremos que escuchen el disco y que lo sientan.  Que opines  así de mi trabajo en el disco maravilloso”.

Enseguida Pablo arremete con otro elogio:  “Ella fue evolucionando e interpretando los personajes, metiéndose en cada interpretación y lo ha logrado de maravillas”.

Acabamos la nota, tenemos unos regalitos para los chicos y por supuesto para Ander Arzallus, su Road Manager. Unos vinos mendocinos cosecha 2013 Malbec. Para Leire? Un Torrontés riojano. “Qué bueno, te juro que nunca tomé vino blanco, muchas gracias”, dice.

Nos fundimos en uno y mil abrazos.  Afuera muchos fans esperan por una última foto. Palermo Soho invita a una birrita artesanal con la satisfacción del deber cumplido.  En Buenos Aires cinco vascos se mezclan entre la multitud en busca de la cena… van en una burbuja mágica y se pierden en la ciudad “donde nadie sabe de mí, y yo soy parte de todos”.

Se diluyen en la “ciudad de la furia”, casi anónimos… en la noche del eclipse inverso, en la noche que la tierra se iluminó ante el paso fugaz de un planeta imaginario.

Comentarios

comentarios