Recomendaciones y acciones para una buena salud

Desde la Municipalidad se está trabajando en conmemorar las fechas más importantes del calendario mundial de la salud; acoplado, a la ordenanza municipal que está en vigencia.

“La idea es seguir con las campañas de prevención y promoción de enfermedades desde el Centro de Salud Sur y CIC; en esta oportunidad se eligió el tema de las enfermedades respiratorias; comienza la época de frío y la idea era reforzar en esta cuestión”, explicó la Lorena Rivero.

Por su parte, la licenciada en Nutrición, Natalia Salamano, habló sobre las medidas necesaria para obtener una buena salud a través de la alimentación y conductas saludables, que protegerán a las personas y ayudarán al sistema inmune a estar fuerte.

“El alimento es nuestra medicina. Cuando hablamos de prevención tenemos que tener una alimentación completa, balanceada y armónica. Tenemos el plato nutricional argentino donde se puede ver que es importantísimo tener variedad de colores y cuando digo colores, estamos hablando vitaminas y minerales”, argumentó.

En esta época, en donde las temperaturas van bajando cada vez más, se necesita la incorporación de ciertas vitaminas, y en este sentido, la profesional destaca la vitamina C, que se encuentra presente en los cítricos.

“Dentro de frutas y verduras se deberían consumir cinco al día, podemos decir que con tres frutas estaría bien, y dentro de estas, incluir cítricos. Las otras dos porciones, serían de vegetales, que se pueden hacer mitad plato al mediodía y mitad platos a la noche. Tanto crudos como cocidos”, ahondó.

Esta pequeña reseña de es para la prevención, apuntó Salamano y continuó: “No es lo único. Tenemos que tener una alimentación adecuada en lácteos, cereales, carnes y legumbres. Quienes son vegetarianos o veganos, reemplazar las carnes adecuadamente”.

“Incorporar el agua como fuente principal de hidratación, se puede hacer de otra manera pero es la mejor fuente. Realizar actividad física es fundamental para reforzar el sistema inmune y estar bien defendido”, profundizó.

También hizo referencia a las grasas saludables, tanto de origen animal y vegetal. “Están todas presentes en nuestra alimentación, pero los de origen vegetal tienen efecto protector. Hay que prestar atención a los aceites en crudos, frutas secas, semillas para cubrir los ácidos grasos esenciales”, detalló.

Para cerrar, la nutricionista recomendó: “Es importante durante el día hacer cuatro comidas, y en estas, incluir todos los alimentos que mencionar. Un buen desayuno, una linda merienda, puede tener fruta, productos de panadería y cereales. Y en almuerzo y cena, combinar siempre con vegetal, los hidratos de carbonos por un lado y las proteínas”.

Comentarios

comentarios