La agrupación «Mumalá» volvió a movilizarse en ciudades y pueblos del país

En Cañada Rosquín la concentración de la agrupación Mumalá, programada para el pasado miércoles, se realizó en la plaza San Martín.
Integrantes de la organización, mujeres de Casas, Sastre, Carlos Pellegrini, El Trébol, Cañada Rosquín se concentraron en memoria de Úrsula Bahillo, la joven de 18 años asesinada a puñaladas en la ciudad de Rojas por su exnovio, un policía de la provincia de Buenos Aires.
«El Estado es responsable», «Por Úrsula y por todas» «Justicia por Florencia» y «Justicia por Vero», se podía leer en afiches y carteles.
Pasadas las 19hs. María José Zochi y Nancy Báez en representación de Mumalá departamental habilitaron la actividad dando repaso al comunicado exigiendo políticas acordes a la #EmergenciaNiUnaMenos.
«Esta vez nos movilizamos en Cañada Rosquin las mumalá del departamento al grito desgarrador de tantas familias víctimas de femicidio. Realmente estamos hartas y no es un hashtag, estamos hartas de todos los días tener que contabilizar una, dos mujeres muertas por la violencia machista. Pero además una organizacion como la nuestra con trayectoria y con algunas de nosotras que pasamos por la gestión pública, tenemos propuestas y sabemos lo que hay que hacer», enfatizó Zochi.
«Tenemos las leyes el problema que no funcionan los mecanismos y los poderes del estado articuladamente, para que cuando las mujeres necesiten ayuda, estén. Tan simple y tan terrible como eso», definió la coordinadora provincial.
De la actividad participó Gabriela Gómez, la hermana de Florencia con un afiche exigiendo justicia por Flor, que fue asesinada el 12 de octubre de 2020 en San Jorge. «Es muy importante que hayan venido hasta acá, y estamos acá para hacer fuerza y transformar el dolor en justicia, en amor y en hechos, y un hecho importante es comprometerse. Es valioso que comprometamos a una amiga, a un vecino, a la gente del barrio», detalló.
En otro tramo Gabriela aseveró: «La sociedad se está dando cuenta que algo tenemos que hacer. A nosotros el apoyo de la gente nos dá fuerzas para seguir adelante y hay que luchar. El laburo de Mumalá es increible y gracias por esa fuerza que nos brindan».
Además participararon Andrea Soulé y Graciela Ríos, hermana y mamá de Verónica Soulé, ambas exigiendo restitución de nieto y nieta a la familia materna: «Tenemos que revertir tantas muertes y replantearnos que nos está pasando como sociedad. Todos los días lo pienso y me lo pregunto. Ahora estamos muy unidas con Gaby Gómez y vamos a seguir luchando juntas», sostuvo emocionada Andrea Soulé.
Graciela Ríos, atravesada por el dolor, conmovió con sus palabras mezcladas con llanto: «Sigo agradeciendo a Mumalá y debemos estar todas unidas más que nunca gritando justicia por todas las chicas que ya no pueden volver. Cada día que pasa es una amargura, entonces hay que seguir reclamando justicia, es la única forma que tenemos para seguir».
Al final del encuentro el canto colectivo de la canción «Vivir sin miedo» fue claro mensaje: «Si tocan a una respondemos todas.!»
Fuente: Posta Rosquín y Conexión Urbanas Noticias

Comentarios

comentarios