Gran despliegue del personal municipal para ordenar la ciudad

La tormenta que azotó a El Trébol en la tarde del martes, dejó cuantiosos daños en la ciudad y un gran peligro para los transeúntes, por la cantidad de árboles, ramas y postes caídos en calles y veredas.

Desde el momento mismo en que cesó la lluvia y el fortísimo viento, el personal de la Municipalidad de El Trébol fue convocado a la maestranza para socorrer y realizar un arduo trabajo en los sectores más afectado.

El secretario de Servicios Públicos, Juan Carlos Almada, habló de las tareas realizadas durante toda la noche y de los trabajos que continúan por estas horas, y que se extenderán por varios días.

“Desde el mismo momento en que se produjo la tormenta, a los pocos minutos, el personal que depende del Área de Servicios Públicos, en especial de Higiene Urbana y los que están nominados para trabajar en Defensa Civil, se encontraron todos en maestranza”, puntualizó.

Con mucho orgullo y un profundo agradecimiento, el funcionario apuntó: “Destacar y valorar las acciones de todo el personal que estuvo trabajando toda la noche y en medio de la tormenta, junto a Bomberos Voluntarios, Protección Civil, la EPE, Inspectores y Policía”.

“Todo el equipo de tareas, comandados por el Jefe de Higiene Urbana, Claudio Valles, hizo una gran trabajo, despejando la mayoría de las calles y asistiendo en los lugares que más lo necesitaban”, ahondó.

Los efectos

“En líneas generales, los destrozos son materiales, ya sean plantas, postes de teléfono y electricidad, cableado de luz, etc. Por suerte no tuvimos tantos daños en viviendas, más allá de algunos casos puntuales en sectores identificados de la zona céntrica”, relató el secretario sobre los estragos.

Almada contó un episodio que pudo ser una desgracia, que terminó siendo sólo un susto, pero que magnifica la furia de la tormenta y los fuertes vientos: “Tuvimos problemas en lo particular, en el área de de Maestranza, donde tuvimos voladuras de techos y de tanques de agua. También, complicaciones bastante importantes en el Área Industrial”.

“A esa hora el personal ya se había retirado. Estaba el sereno, que tiene su casilla con todos los elementos para pasar la noche. El fuerte viento le dio cuatro tumbos en el aire, alcanzó a saltar y por suerte sólo tuvo algunas lesiones leves. El susto fue muy grande. En estos momentos estamos trabajando para recomponer todo eso”, contó con estupor.

“Nos va a llevar un par de días recomponer todo esto y limpiar la ciudad después de una tormenta tan fuerte”, concluyó Juan Carlos Almada.

Comentarios

comentarios