María Susana sufrió en carne propia la fuerte tormenta del domingo

La localidad de María Susana, del departamento San Martín, estuvo en el epicentro de la fuerte tormenta que azotó el centro oeste santafesino. Si bien la lluvia fue de unos 50mm en el ejido urbano, y ascendió a unos 70mm en la zona rural del distrito, los fuertes vientos provocaron serios destrozos e incontables daños materiales.

Unas 30 viviendas de la localidad sufrieron roturas en techos, paredes e infraestructuras y se calcula que unos 500 árboles cayeron o al menos fueron seriamente dañados.

El barrio oeste, detrás de las vías del ferrocarril, fue el sector más perjudicado y el área en donde volaron techos de chapas y se desplomaron incontables columnas de la luz y teléfonos.

También, la Cooperativa Ganadera de María Susana tuvo daños millonarios, sobre todo en el sector de acopios y silos.

Una incontable cantidad de eucaliptus cayeron sobre el paseo aeróbico, uno de los lugares más concurrido por la sociedad susanense.

La palabra del presidente comunal

El presidente comunal de María Susana, Omar Arce, no paró de supervisar los trabajos de bomberos voluntarios y del personal de la maestranza de la comuna dese horas tempranas del domingo.

“La tormenta fue muy fuerte y tenemos más de 30 viviendas dañadas, una gran parte del pueblo sin luz y sin teléfono y tampoco tendremos por un buen tiempo, el bombeo del agua potable para los vecinos”, señaló el propio arce a este medio.

“Cuando en la madrugada me desperté y vi la violencia de la tormenta no podía creer lo que tenía ante los ojos. Volaban árboles, techos, troncos, todo en medio de un aguacero torrencial. Trabajaremos duros y nos levantaremos de esta situación”, destacó.

Afortunadamente, no hubo heridos no víctimas, mientras duró el vendal en la zona.

Comentarios

comentarios