FEMICIDIO DE FLOR – Las «Chuecas» y unas sentidas palabras

Tras conocerse el femicidio de María Florencia Gómez Pouilastrou en San Jorge, la agrupación feminista  «Las Chuecas» de San Jorge, publicaron unas sentidas palabras.

El comunicado

Nos arrebataron a flor. A sus hijas, familia, amigues, todas las personas que la querían, que la conocían, que sabían de su militancia, compromiso y amor. Le robaron una compañera a los pibes y pibas del partido comunista, le arrancaron un pedazo a la militancia feminista sanjorgense. Le afanaron la vida a una mujer íntegra, comprometida, luchadora, compañera. Nos la arrebataron a todes. Este mundo es más triste sin ella, es más pobre, es más desigual.

Honrémosla alzando nuestras banderas, ardiendo este sistema capitalista y patriarcal, batallándole codo a codo, exigiéndole al Estado que nos arroja a la yuta suerte, a esta justicia machista que deja impune y sueltos a tantos violentos, abusadores y feminicidas, a nuestres legisladores que se ponen a debatir en una retórica absurda si crear o no leyes que nos amparen, que nos visibilicen, que nos igualen. Y al pueblo, a la sociedad misma, a vos, a él, a ella, a elle, todes, que nos pongamos los lentes de ver posta y comprendamos que si seguimos sosteniendo las estructuras que rechinan pero que se empecinan en seguir erigidas vamos a seguir muriendo, de a una, cada 30, 20, 10, 5, 1 hora.

Flor no está, y duele el alma, el cuerpo, la militancia, duele. Que no quede impune, que no sea una más. Tomemos los carteles que escribió, las canciones que cantó, caminemos tras los pasos de las marchas a las que fue y sigamos por ese camino. Porque ella sabía bien que si no levantamos la voz, hay oídos que no escuchan. Que tiemble la calle, porque no vamos a parar.

Como Las Chuecas no queríamos dejar de recordar que flor fue una de las fundadoras de la agrupación, persona fundamental, que nos impulsó con su fuerza. Historia compartida, inicio, semilla. Hoy volvés a la tierra, para florecer.

“Para avivar el fuego, no me falte el aire. Mi voz sea la herramenta, cuando el trabajo sea reverdecer” (Reverdecer, Perota Chingó).

#JUSTICIA POR FLORENCIA

Comentarios

comentarios