CORSALINI – «Fue un día movido pero lo bueno es que podemos ayudar»

Bomberos Voluntarios de El Trébol tuvo un lunes muy movido. En total se contabilizaron tres salidas.

La primera a a las 17 y 45 hs. cuando una mujer por calle Larrechea sufrió un accidente al caerse y tuvo que ser asistida por el personal de Bomberos. Luego, a las 19 y 15 hs. asistieron al incendio de un reflector en el Estadio Centenario de Trebolense. Veinte minutos después, partieron raudamente hacia el casco de la estancia Las Taperitas por un siniestro en una vivienda.

«Parecía un día tranquilo pero tuvimos tres salidas. Colaboramos con una mujer que se había caído descompuesta en su domicilio. Tenía dificultades para moverse y siempre se transportaba con un andador. Estuvo varias horas atrapada con el andador hasta que llegó su hijo y nos llamó. Calcula haber estado unas 5 horas en el suelo», señaló Mariano Corsalini, Jefe del Cuerpo Activo relatando la jornada del lunes.

Y siguió:  «En el caso de Trebolense, tuvimos que asistir por el incendio de un  reflector. En ese lugar hay cotorras que no registran los cables y arman nidos. Aparentemente mordieron el cable y generó un corto circuito. Es un lugar complicado por la altura y por suerte con las unidades pudimos llegar con el agua hasta ahí y evitar que la estructura tome mayor temperatura».

Finalmente relató la última intervención de Bomberos.  «Partimos hacia Las Taperitas por el incendio en una vivienda en el casco de la estancia. Nos encontramos que los vecinos habían desalojado los muebles y los artefactos eléctricos. El domicilio tiene hogar a leña y eso incendió el cielo raso. Trabajamos haciendo una apertura por parte interna y externa de la chapa y lo controlamos rápido. Por suerte el fuego no se propagó rápido. Nos dio tiempo para trabajar».

Corsalini agregó: «Por suerte hoy tenemos un muy buen número de Bomberos, muchos jóvenes dispuestos al servicio. Fue un día movido pero es bueno poder ayudar».

Comentarios

comentarios