DONDE ESTA JUAN CARLOS CABRERA ? – Es de El Trébol, le dieron el alta en el HECA de Rosario y nadie sabe nada de él

Juan Carlos Cabrera es un vecino de 58 años de la ciudad de El Trébol, con problemas de salud, indigente y que suele vivir en un tanque abandonado detrás del Hogar Canino de esta ciudad.

El pasado fin de semana, tras un ataque de epilepsia tuvo que ser trasladado al SAMCo local e internado en terapia intensiva. El golpe al caer, tras el ataque, le causó una seria lesión en la cabeza.

Pero «Carlitos» ya venía golpeado por la vida desde mucho antes. «A los 19 años andaba siempre en moto y tuvo un accidente. Chocó un camión y se golpeó muy fuerte la cabeza. Perdió masa encefálica y estuvo internado tres meses en el HECA. Se salvó de milagro. Se recuperó, tuvo una pareja, tuvo cinco hijos y es un tipo inteligente. Pero últimamente estaba sufriendo convulsiones porque nunca dejó el alcohol y el cigarrillo», le dijo su hermana Adriana a El Trébol Digital.

Tras el ataque de epilepsia y el golpe, Juan Carlos tuvo que ser trasladado el domingo a la tarde al Hospital Clemente Alvarez de la ciudad de Rosario. Su estado de salud era muy precario y su vida estaba en riesgo.

«El domingo a la mañana le dolía mucho la cabeza. Lo mandé al hospital y en el trayecto se desmayó. Se cayó y se golpeó muy fuerte. Estuvo en terapia y después lo trasladaron a Rosario. Mi sobrina lo vio porque le fue a llevar ropa pero él la vio y no la reconoció», relató Adriana.

Indigente y enfermo

Juan Carlos suele ganarse la vida con changas, cobrando el IFE y un bonito que le otorga la Municipalidad. Vive dentro de un tanque, detrás del Hogar Canino, en cercanías de Ruta 13, al oeste de El Trébol.

El lunes, sus familiares comenzaron a tratar de comunicarse con el HECA para saber sobre la salud del hombre. «Yo llamé el lunes y el martes y nadie nos atendía. El miércoles nos dijeron que se le dio el alta el día 8. Me pareció raro porque no tenía zapatillas ni ropa. Después a una pariente mía que vive en Rosario le dijeron que se había escapado. No me cierra que le hayan dado el alta porque estaba en un estado muy crítico», señaló su hermana.

Pedido de paradero 

A raíz de ello, Adriana hizo la denuncia correspondiente en la Comisaría IV de El Trébol. Desde la dependencia policial, se hicieron las actuaciones pertinentes, se tomaron las declaraciones correspondientes y se pasó una solicitud de paradero a nivel regional, provincial y también a nivel país.

«Tenemos que esperar sí o sí hasta mañana porque hay paro en el HECA. Mañana van a pedir el informe porque hay dos versiones; qué le dieron el alta y que se habían escapado», contó la hermana.

Se sabe que fue internado en la Sala 15, cama 230 de Neurocirugía del HECA. Y no mucho más.

 

Comentarios

comentarios