BANCO DE TIERRAS – «La idea es que los terrenos tengan un valor mucho más bajo que lo que hay en el mercado»

El viernes 14 se llevará a cabo en la Municipalidad de El Trébol una nueva reunión por el banco de Tierras.

El proyecto, que tiende a estrechar la línea entre el sueño de una casa propia y la realidad del país para los vecinos, se viene analizando desde el Municipio y Concejo a fin de darle la transparencia lógica y lograr la reglamentación necesaria para que funciones.

«Este viernes tendremos la reunión en el Municipio y estaré formando parte porque estoy en la Comisión del Banco de Tierras. Se va definiendo el proyecto y estoy con expectativas de poder llevar adelante este tema que puede darle solución a una de las grandes necesidades que tienen las familias de El trébol. Espero que se cumplan los funcionamientos necesarios que marcarán el accionar del Banco de tierras», explicó a este medio el Concejal de la Unión Cívica Radical, Carlos De Lorenzi.

Según la Ordenanza Municipal Nº 1241, el Banco de Tierras tiene como objeto constituir una reserva y un relevamiento de tierras públicas de orden local de uso público o privado municipal; que permitirá facilitar el acceso a la tierra a familias que no la posean y brindar respuestas y alternativas de solución a la necesidad de viviendas familiares.

Abocado a relevar cada detalle de la reglamentación, De Lorenzi le pidió al Municipio que  «lo más importante es contar con el relevamiento de los terrenos por parte del Ejecutivo. El Arquitecto Verdinelli nos prometió tenerlo para el viernes. Hay terrenos que tienen gran valor de mercado y la idea es poder venderlos para adquirir nuevos terrenos. Es un proyecto a largo plazo. La idea es que crezca y le de solución a la problemática habitacional que tiene la ciudad. También es necesario mecanismos de financiamientos para darle una solución al laburante que ve que está lejos de una casa por el valor de un terreno».

Desde el Bloque de la UCR en el Concejo consideran «clave» saber en detalle, cuantos lotes hay disponibles en el ejido urbano y en función de ello, comenzar después con la evaluación de costos y la reglamentación del programa.  «Hay que analizar cada terreno y ver qué precio tendrá. Pero primero hay que tener el relevamiento para ver después los tamaños y ubicaciones. La idea es que sea mucho más bajo que el valor de mercado».

Comentarios

comentarios