El humo australiano sobre nuestras cabezas

El humo provocado por los incendios en Australia llegó a la Argentina, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), y aseguró que no afecta a la salud ni perjudicará la normalidad de los vuelos.

Cindy Fernández, meteoróloga del SMN, aseguró que “si bien no es común” que llegue el humo cada vez que hay un incendio, “no es la primera vez que sucede”.

“Ya ingresó humo semanas atrás, cerca del 6 de noviembre. Es un humo disperso que se puede divisar”, señaló Fernández ya afirmó que el humo viajó desde Australia “con presencias de aire de la atmósfera” y que llega “mezclado con el aire”.

“En el viaje el humo se va dispersando en partículas. Una parte de estas partículas se va precipitando en forma de lluvia”, dijo.

“La configuración de los sistemas de presión en niveles por sobre los 10.000 metros de altura, generan corredores de vientos con componente oeste que han permitido un rápido desplazamiento hacia el este del humo de los incendios en Australia”, explicó el director de Caza Tormentas del Sur, Oscar Monjelat.

En su informe, el meteorólogo aeronáutico señaló que “el cielo del centro de Argentina se cubre de partículas compuestas en su mayoría por cenizas vegetales”. Además, aseguró que “no representa riesgo alguno para la salud”.

Según reveló el jefe del grupo de vigilancia meteorológica, “solo veremos una coloración de tinte entre azulado/grisáceo que permitirá observar el disco solar completo, como a través de un vidrio semi transparente”.

Fuente: InfoSastre

Comentarios

comentarios