CRISIS EN EL TRANPORTE – «Muchas empresas entán al borde del cierre»

La crisis económica y la quita de subsidios del gobierno nacional pusieron en jaque al sistema de transporte interurbano y de larga distancia en la provincia de Santa Fe. Al recorte de frecuencias de la UTE 33/9, se suma la suspensión del único servicio que prestaba la empresa Sierras de Córdoba-Urquiza entre Rosario y San Francisco y en la última semana se confirmó una reducción de salidas de la compañía Lado Bueno, que opera la ruta Santa Fe-El Trébol.

El subsecretario de Transporte de Santa Fe, Héctor Zanda, reconoció que se han quitado frecuencias y admitió que la crisis en el transporte público de pasajeros es muy profunda por diferentes factores. “El problema comenzó cuando la nación dejó de enviar los $3.000 millones en subsidios y pasó a transferir solo $642 millones. Esto obligó a la provincia a aportar unos $1.500 millones que no estaba en el presupuesto y compensar el resto con tarifas”, indicó en diálogo con el programa “Viva la Mañana” (RadioGuía) y admitió que “estamos trabajando porque muchas empresas está al borde del cierre”.

Por otro lado, explicó que la venta de pasajes se redujo en un 15 o 20 por ciento desde 2018. “Las empresas están tratando de achicarse y ser más eficiente para no cerrar y dejar sin servicio a muchas localidades”, detalló y agregó: “hay empresas que tuvieron desdoblar el pago de sueldos porque no podía pagar los sueldos”.

Sobre la problemática que afecta a la región con la quita de servicios esenciales, Zanda afirmó que la medida que se tomó con la UTE 33/9 “es una suspensión temporaria”. El servicio Rosario-Frontera que dejó de hacerlo lunes martes y miércoles, se logró conserva para los jueves, viernes sábado y domingo y en su regreso no lo cubre los días martes, miércoles y jueves. “Es lo que pudimos hacer para no suprimirlo totalmente porque era los días de menor recaudación, no viajaba casi nadie y era insostenible. Hay que tratar de sustentabilizar todos los servicios para que el impacto no sea tan fuerte”, fundamentó.

El funcionario confirmó que están analizando una solución sobre todo para que los estudiantes puedan tener un micro para regresar a sus hogares durante la noche. “Se está evaluando que ese servicio quizás lo pueda reemplazar alguna empresa que tenga un recorrido más corto y que sea más eficiente durante esos tres días. Esto permitiría que los jóvenes que van a estudiar no se queden sin colectivo a la vuelta”, puntualizó.

“Lamentablemente si el dólar sigue subiendo, si los costos de insumos se incrementan y si hay paritarias que permita un reajuste del salario de los choferes, el problema se va a profundizar aún más. Tampoco se puede aumentar los pasajes como en otro momento porque la gente ya no puede pagar más de lo que está pagando, y tampoco es una salida. La situación está muy complicada y tratamos de mantener un mínimo de los servicios”, señaló Zanda.

Por último, el subsecretario de transporte santafesino sostuvo que “hoy todas las empresas están todos comprometidas. “En los corredores donde hay muchos pasajes o el ingreso por pasajero es bastante elevado, la merma de un 15 o 20 por ciento, hace que se achiquen pero no tanto. Y, en los corredores donde los servicios estaban equilibrados, hoy por hoy están en rojo, perdiendo capital y tomando crédito para poder subsistir. Cuando nos muestran la cantidad de usuarios y la recaudación, la verdad que no se puede sustentar mucho de los servicios y hace muy difícil que puedan seguir circulando”, finalizó.

Fuente: Infosastre.com.ar

Comentarios

comentarios