TRÁNSITO – Los números que arrojan los operativos

El tránsito de una ciudad no es una tarea sencilla de ordenar, sobre todo, porque quienes son parte del mismo son las personas con su subjetividad a cuesta y su manera, en muchos casos, personalista de actuar o interactuar con los demás.

Las reglas están impuestas, las disposiciones no son al alzar y están pensadas para el cuidado de cada uno de los transeúntes que circulan por las calles, tanto sea un peatón, como el conductor de una bicicleta, una moto, un auto u otros vehículos de mayor porte. Todos ellos, todos nosotros, todos en general, conocemos esas leyes y reglas impuestas, muchos deciden respetarlas y otros, hacen caso omiso, involucrando al conjunto de la sociedad en sus acciones.

Por eso, desde la dirección General de Gobierno, a cargo de la Dra. Gisela Mattalía, se viene realizando un enorme trabajo en el tránsito local, apostando a la concientización a través de campañas, charlas en escuelas para aquellos que tienen predisposición a aprender y respetar. Y otras medidas, más restrictivas, para quienes no están dispuestos a tomar los recaudos establecidos.

Mediante el Área de Inspección General, y en particular las labores en el Área de Transito, durante el mes de agosto se llevaron a cabo diferentes operativos que arrojaron datos importantes y otros recurrentes sobre las faltas de tránsito.

Con un total de 373 actas labradas, se retuvieron 29 vehículos por conducir sin licencia, por no portar los elementos de seguridad y no colocar la identificación del vehículo.

Por su parte, desde otro sector, en este caso el Área de Emisión de Licencia de conducir, se estableció que en el mismo periodo se entregaron 168 licencias y cuatro cascos a jóvenes de entre 18 y 20 años que sacaron el carné de moto por primera vez.

Un mes antes, los datos mostraron resultados similares, algunos que van decreciendo con la agudización de los operativos, y otros que se mantienen.

El número de actas fue superior al de agosto, con un total de 393, y solo se retuvieron cinco vehículos, siendo las infracciones más comunes y frecuentes, las mismas que el mes posterior. Y en la entrega de licencias, el número fue de 210 carné y cuatro cascos.

A veces los números a pesar de parecer fríos y distantes a la realidad, hablan y reflejan mucho mejor el contexto cotidiano; mostrarlos, hace tangible el trabajo realizado, se manifiesta lo difícil que puede ser circular y en muchas ocasiones, los complicado que es llevar orden y hacer entender que las leyes están para ser cumplidas, y que de ese modo, la vida de cada ciudadano está protegida y al resguardo.

Moraleja, “usar casco para conducir motocicleta y cinturón para circular en vehículo, salva tu vida”, no es solo una frase, es un hecho.

Comentarios

comentarios