100 AÑOS DE LA ESCUELA PASO – «La catedral de los corazones valientes»

Por Francisco Díaz de Azevedo

La Escuela Juan José Paso de El Trébol cumplió 100 años. Y lo festejó como se debe. Con la sonrisa de los niños, entre globos y mucha alegría.

En la mañana del lunes no faltó nadie, o casi nadie. Ex alumnos, ex docentes, ex directores y ex cocineras se unieron al cuerpo docente actual de la «escuelita del Barrio Paso» de la ciudad para celebrar a lo grande.

La «Escuela de los humildes», la de «los chiquitos con mocos y los guardapolvos sucios», la del difícil acceso porque no hasta hace mucho había que sortear cientos de metros de barro para llegar a clases, hoy festeja con mucho orgullo llegar al centenario.

Con un publicación por los 100 años que verá la luz en septiembre en la pluma de Silvia Luciano, un acto formal para esa fecha y con un puñado de pibes que juegan a la pelota en el patio soleado, esta pequeña «capilla del saber» se recibe de «catedral de los corazones valientes».
Porque valientes fueron sus niños a la hora de cruzar el pueblo para ir a aprender con el clima azotando sus caritas morenas. Valientes son los docentes que en sus aulas se llenan de paciencia para enseñar cuando los vientos no juegan a favor y cuando los aprendices además de un libro muchas veces necesitan una oreja para escuchar sus dolores.

Valientes son los porteros de una escuela que, sin nada parece que tuviera todo. Porque allá, en el fondo del Barrio Paso de El Trébol, se erige bella y orgullosa. Valientes son los Directores que pasaron todos estos años, gestionando fondos, piloteando tempestades y guiando el futuro del establecimiento.

CHORIPANEADA – El festejo con buen menú para los niños.

Sí señor. La escuela más humilde de la ciudad llegó a los 100 años. Y llegó haciendo patria. Dandoles desayunos, almuerzos y meriendas a los futuros hombres y mujeres de esta ciudad con cocineras ingeniosas y valientes. La Paso cumplió 100 años gozando de buena salud, aunque ya no cuente con su escuela nocturna, vaya a saber porqué entuerto político provincial, y muchos adultos se quedaron reclamando por poder tener el derecho a aprender.

DONDE SE HACE MAGIA – La cocina. Con cocineros, ex cocineros, docentes y ex directores.

Hoy la Escuela cumplió 100 años y asistió hasta el radiante sol de invierno, que iluminó el patio, para que rodara un balón, para que se riera una niña y para que «la catedral de los corazones valientes» soplaran todas las velitas de una sola vez.

Comentarios

comentarios