Alejandro Garnero podría quedar pronto en libertad por cumplirse los plazos procesales sin sentencia

El próximo 8 de julio Alejandro Garnero, imputado de la muerte de su madre, la arquitecta  Gloria Brero de Garnero, perpetrado en febrero de 2017 en la ciudad de El Trébol, podría quedar en libertad al cumplirse los tiempos procesales de la “Prisión Preventiva”, que cumple en la Alcaidía de la U.R. XVIII.

Desde el 12 de diciembre de 2017, Alejandro Garnero se encuentra detenido en esa condición, como único acusado de la muerte de su madre. Tras la investigación realizada y que se caratuló como “homicidio calificado agravado por el vínculo”,  Garnero, fue detenido por personal policial en un campo de propiedad familiar en las inmediaciones de El Trébol días después haberse consumado un confuso episodio en el domicilio de la reconocida familia.

DETENIDO – Garnero en el campo.

El devenir de las audiencias judiciales, fueron moldeando los tiempos para que se solicite por parte de la querella (Padre y hermanas del imputado), fiscalía y la defensa a cargo de los Dres. Carlos Zoppegni y Patricia Hidalgo respectivamente, una pericia psiquiátrica la cual dio cuenta que el hijo de Brero posee “alteraciones mentales morbosas, por las que no comprende sus actos”, había señalado al Dra. Hidalgo por esos tiempos en la audiencia realizada el 9 de agosto de 2017.

Si bien a principios de agosto de ese año, el magistrado Dr. Eduardo Pocoví, no contempló el sobreseimiento del procesado que había solicitado la defensa, morigeró la Prisión Preventiva disponiendo que Garnero sea atendido en algún neuropsiquiátrico privado, ya que el estado provincial no posee lugares adaptados para tal fin, a pesar de que el procesado pasó unos días en el Hospital Gumersindo Sayago de la ciudad de Santa Fe.

También se comenzó a tramitar en la justicia civil con el fin de tratar la “Incapacidad o capacidad restringida” de «Liendo», tal como lo conocían sus más íntimos, en consonancia con la posible inimputabilidad que podría generarse en el fuero penal, lo que de ser así, podría habilitar al acusado ser heredero y por lo cual se le debería nombrar a un Curador por sorteo, el cual debería administrar y estar a cargo del cuidado de sus bienes como a rendir cuentas de ello tal como lo dispone la ley civil.

Por esos días, por sorteo en el fuero civil, se dispuso que el Dr. David Bolatti sea el “Defensor Directo” y la Dra. María Isabel Bolatti “Defensora de Derechos y Garantías” del acusado.

Lamentablemente, conseguir información de los procesos civiles, al no ser públicos, como sí lo es en el fuero penal, se hace difícil lograr datos precisos. A pesar de esto, fuentes bien informadas relataron a esta redacción que el Sr. Raúl D. Garnero, padre de Alejandro y que en su momento se constituyó como querellante junto a sus dos hijas en la causa penal, solicitó bajarse de la querella contra su hijo y radicalmente solicitó la “curatela”, cuestión ésta que habría sido aceptada de manera provisoria por el Dr. David Bolatti.

GLORIA BRERO DE GARNERO – Con sus hijas.

En tal sentido, y ante esta posibilidad legal, Don Garnero, solicitó que su hijo sea trasladado para ser atendido por los “trastornos psiquiátricos”, a la Colonia Dr. A. J. Freyre de Oliveros, alegando que habían tramitado internaciones en clínicas privadas -no habiendo tenido respuestas de las mismas-

Esto, más otras cuestiones que hacen también a las atenciones que debería recibir Alejandro Garnero por parte de una obra social, habría sido valorado por la Dra. María Isabel Bolatti quien, como Defensora de Derechos y Garantías, entendió que AG, sufre una patología que debe ser atendida por especialistas, y que precisamente, no condicen con el tratamiento que podría recibir en la Colonia de Oliveros.

A raíz de esto, la Dra. M. I. Bolatti, habría hecho una presentación de un escrito “muy similar en los considerandos manifestados por la defensora del fuero penal, Dra. Hidalgo”, señaló una fuente judicial.

En este escrito, se da curso a una serie de cuestionamientos y donde se solicitaría que se acredite fehacientemente lo expresado por el Sr. Raúl Garnero en la imposibilidad manifiesta de hacer atender a su hijo en un lugar de índole privada, acreditando que se cuenta con los recursos familiares de los que él sería heredero.

El caso, desde su conocimiento viene teniendo aristas importantes que a lo largo del tiempo siguen siendo poco claras para el común de la gente.

De todas maneras, lo cierto es que, la Prisión Preventiva de Garnero, que ya había sido ampliada en una oportunidad, el 8 de julio próximo cumple su tiempo perentorio y Alejandro Garnero al no tener una sentencia firme y solo una orden de internación librada en su momento por el magistrado penal, debería recuperar la libertad.

El caso

El 2 de enero de 2017, Gloria de Garnero fue hallada en su casa de El Trébol gravemente herida.

Quien avisó a las autoridades fue su hijo, que además llamó al servicio de emergencias alegando que se trataba de un accidente doméstico. Inmediatamente «Liendo» desapareció y la policía comenzó a sospechar que había sido el autor del salvaje ataque.

Tras una búsqueda de 72 horas, Garnero fue aprehendido en un campo familiar, a 12 kilómetros de El Trébol, y quedó detenido en la Alcaidía de Sastre. Luego, el resultado de la autopsia contradijo lo dicho por el hijo de Gloria Brero.

DETENIDO – Garnero en el campo al ser apresado.

Según trascendió, Alejandro estaba en el lugar cuando su madre fue atendida por los médicos. Trataba de recuperarla en el baño de la casa, «atendiéndola por una caída», según explicó ante la Justicia.

En su relato, repitió su versión de un accidente doméstico, hecho que no concuerda con las lesiones de Gloria y las apreciaciones de los pesquisas y familiares.

Fuentes: San Jorge Virtual – Info Sastre – El Trébol Digital – El Litoral – La Capital – Edición y fotos: El Trébol Digital.

Comentarios

comentarios