«Chingo» Cingolani campeón de la Copa Santa Fe

Joaquín Cingolani se consagró campeón de Copa Santa Fe de básquetbol con su equipo Talleres de Villa Gobernador Gálvez.

Derrotó en la final a Platense 86 a 82 en un cotejo dramático.

Y en un partido repleto de nervios, cercano al desborde emocional afuera y adentro, fue Talleres el que realizó un movimiento ajedrecístico que podría parecer un detalle pero que a la postre fue determinante en el 86 a 82 final y en el título de los de Villa Diego: defendió con persecución asfixiante a Galligani de la mano de Medrano, pero cada vez que el base quiso jugar el pick and roll central, el step de uno de los grandes lo terminó doblando. Esto puso incómodo al veloz pibe de San Justo, que a veces generó con su descarga (no siempre bien aprovechada por los compañeros) pero que en la mayoría se vio complicado para decidir. Su equipo lo sintió, pero no se rindió, porque si algo le sobra a Platense es coraje. Desde las bombas de los eternos Frigeri (27) y Piedrabuena (25) y los rebotes en ataque los visitantes construyeron la resistencia y le regalaron a la multitud en la cancha y al récord de seguidores por streaming y 5RTV un primer tiempo del alto voltaje.

Pero en el tercer parcial el equipo del trebolense Joaquín Cingolani comenzó a torcer el destino de la serie final, lastimaron con Chiana (31) cerca del aro y una vez más el interno más desequilibrante del certamen y mostraron personalidad para aguantar los tremendos embates visitantes. Borsellino, Camino, Gandoy, Chiana e incluso Lupo no son nuevos en esto de ganar finales y se notó. Platense dejo hasta lo que no tenía, empeñó su alma para llegar al suplementario, pero la T siempre tuvo un poquito más, ese puñado de gramos basquetbolísticos que inclinan la balanza. Y en una temporada más sufrida que disfrutada, fue el momento de gozar a lo grande y de generar el desahogo, con la familia, los amigos, los que ayudaron a no caer, y sobre todo el compañero, el de al lado que estuvo férreo en la muralla humana contra el mal momento. Porque ante la adversidad Talleres, el plantel de Talleres, eligió unirse y jugar al básquet.

Síntesis

TALLERES 86: Franco Borsellino 15, Matías Medrano 8, Juan Manuel Gandoy 11, Agustín Chiana 31, Leandro Faranna 12 (fi), Juan Pablo Camino 9, Joaquín Cingolani 0, Mauro Burgos 0. DT: Juan Pablo Lupo

PLATENSE 82: Matías Galligani 5, Juan Frigeri 27, Marcos Piedrabuena 25, Lucas Reatti 11, Fernando Borda 5, Sebastián Molina 4. DT: Claudio Sposetti.

ESTADIO: Matías Dinsmann

ÁRBITROS: Fabio Alaniz, Danilo Molina y Gerardo Capdevila

PARCIALES: 24/21, 37/34 y 60/51

Un torneo provincial

La tercera edición de la copa provincial incluyó a 28 equipos de siete asociaciones santafesinas, divididos en grupos en los que jugaron todos contra todos, partidos de ida y vuelta. Los ubicados del 1° al 4° puesto de cada grupo pasaron a la etapa de playoffs en la que se reordenaron del 1° al 16°. A partir de esa instancia, los equipos se fueron eliminando en octavos de final, cuartos de final, semifinales y final.

Participaron Sportsman de Villa Cañás, Almagro de Esperanza, Sportsmen Unidos de Rosario, Libertad de Villa Trinidad, San Lorenzo de Tostado, Atlético de Rafaela, Ceci de Gálvez, Trebolense, Independiente de Chañar Ladeado, Centenario de Venado Tuerto, Temperley de Rosario, Racing de San Cristóbal, 9 de Julio de Rafaela, Alma Juniors de Esperanza, Atlético Sastre, Ben Hur de Rafaela, Peñarol de Elortondo, Atenas de Venado Tuerto, Rivadavia Juniors de Santa Fe, Unión de San Guillermo, El Tala de Rosario, Argentino de Firmat, Talleres de Villa Gobernador Gálvez, Colón de San Justo, Platense de Reconquista, Municipalidad de Puerto San Martín, Atlético María Juana y Brown de San Vicente.

Fuentes: El ciudadano Web – Edición: El Trébol Digital

Comentarios

comentarios