MUSEO DE LA MOTO – Entre la calidad de una muestra notable y la nostalgia del mundo tuerca

El pasado sábado 25 de mayo se inauguró en la ciudad de El Trébol el extraordinario Museo de motos «Historias sobre ruedas».

El lugar elegido para una muestra tan maravillosa como inédita en la región, fue el Museo Municipal, donde ya se exponen de manera permanente motos antiguas, fotos, actuales y antiguas, de carreras, corredores, patentes, trofeos y muchas cosas más.

Sin dudas, uno de los acontecimientos más trascendentales en la historia local y del que podrá disfrutar toda la la región, que tiene una marcada sangre «tuerca».

La inauguración se realizó a las 17 y 30 hs. y desde el Municipio se apeovechó para homenajear a Luis Battcock, un rosarino amigo de la ciudad, de descendencia irlandesa, que donó 12 motos antiguas restauradas por él mismo. 

Battcock llegó a El Trébol hace 35 años con su empresa para construir el tanque de agua potable de El Trébol y el romance con este terruño duró para siempre. Fue Jorge Caldo, el Gerente de la Cooperativa de Agua Potable, quien mantuvo la llama encendida y la relación de Battcock con este rincón del Departamento San Martín.

Maravillas sobre dos ruedas

En el Museo, se pueden apreciar grandes joyas de la mecánica del birodado, tanto nacionales como importadas.

Entre las más de 30 joyas expuestas, se destacan una BCA 500 cc inglesa modelo 48; una Panther 600 cc inglesa del 47; cuatro fabulosas Siambrettas modelo 52, 53, 54, 55; una Guzzi italiana de 1960 y una Guzzi Lodola del 59; una Legnano 48 cc del 48; una DKW 150 cc. de 1963; una Honda Gold Wing 1000 cc. del año 1977; la inglesa Norton International modelo 37; una Harley Davidson 1200 cc. del 47; la argentina Puma Primera Serie de 1954 y una del año 59; la «tana» Gilera 150 Super Sport del 59 y una Zanella Ponderosa 175 cc. del año 1973.

Un recuerdo muy sentido

Ya adentro de una de las salas, se desprende un rincón que es altamente afectivo para la ciudad anfitriona del museo. La moto del «CAM» del desaparecido Gustavo Dracu» Vijande, junto a fotos, trofeos y recuerdos, arranan más de una lágrima a los allegados, que nunca dejaron morir la memoria del piloto trebolense. 

«Estamos muy contentos con exponer más de 30 motos de colección y que este museo se transforme en el primero en una gran región. Esta muestra no es itinerante, sino que quedará en la ciudad como un patrimonio bien nuestro», señaló a este medio el Director de Cultura y Relaciones Institucionales, Jorge Meynet.

La apertura de la muestra contó con una enorme convocatoria de la ciudad y de la región y del ambiente «tuerca» de toda la zona.

En el acto, hubo música en vivo con «Plaga», banda local que interpretó «Juntos la par» y «Ruta 66».

Comentarios

comentarios