OTRO DELITO – La alarma sonó dos veces pero igual le robó la «play»

Los hechos delictivos vuelven a ser portada de las noticias en la ciudad.

Esta vez le tocó a una vecina de calle San Lorenzo 909. En la madrugada del sábado 18, mientras dormía, ingresaron a la vivienda y se llevaron la play station de su hijo.

Le sonó la alarma

El hecho fue a las 4 de la mañana. Brenda Contrera dormía en su vivienda, cuando escuchó la alarma sonar de manera estridente.

Al levantarse, se dirigió hasta el comedor y al no percatar nada extraño volvió a acostarse. Tras unos minutos, la alarma volvió a sonar y nuevamente la propietaria de la morada chequeó el lugar sin encontrar nada. Se dirigió  a la puerta de entrada, que estaba sin llave porque esperaba el arribo de su hija, y vio una moto que se alejaba a gran velocidad.

«Mi hijo dormía en la habitación de al lado. Al ver que no había nadie llamé a mi hija que estaba regresando de salir con amigas. Yo le había dejado la puerta del frente abierta pero la reja que da a la vereda cerrada. Me llamó la atención que sonara dos veces la alarma, incluso de la empresa (ADT) me llamaron pero al ver que no había nada les dije que no pasaba nada», señaló a El Trébol Digital Brenda Contrera.

La sorpresa fue al despertar, cuando Brenda se dio cuenta de la faltante. «Ni bien me levanté me dí cuenta que no estaba la play station de mi hijo. Claro! Fue lo primero que manotearon cuando sonó la alarma. Es que era lo primero que estaba a mano», explicó.

El peligro de un bandido adentro

Lo más alarmante, es que cuando Brenda se levantó en el primer golpe de alarma, es muy probable que el delincuente estuviese adentro escondido. Al percatar el movimiento la alarma se activó. Cuando Brenda volvió a acostarse, el bandido tomó la play y se escapó activando nuevamente el sistema de seguridad.

Contrera al no encontrar a nadie seguramente creyó que la alarma se activó sola, como suele pasar en muchas oportunidades. La faltante del juego de su hijo, en la mañana siguiente, la acercó a la tremenda realidad. El sujeto estaba adentro mientras ella revisaba.

Y lo más llamativo, es que el frente de la casa presenta un cartel muy visible con la marca de la alarma (foto de portada). Un detalle totalmente pasado por alto por el ladrón.

Comentarios

comentarios