ROMINA AREVALO – “Solo quiero recuperar la tranquilidad”

La familia de Romina Arévalo dialogó con El Trébol Digital tras el robo del que fue víctima el 31 de diciembre por la noche.

En su domicilio, entre lágrimas y un relato dramático, dijo:  “Fue un desastre cuando llegué y vi todo esto. No lo podía creer. Ya unos días antes de Navidad me robaron la moto y la encontramos nosotros en un circuito toda rota. Para arreglarla me sale $ 10.000”.

Martín Sebastianelli y Romina son trabajadores. Hace poco estrenaron su casita en terreno propio que les costó años y años de sacrificio. La angustia se les marca en el rostro.

“El 31 me fue  a San Genaro de mis suegros y cuando volví a las 2 y media de la mañana me encontré con todo tirado”, relató Romina y agregó:  “Al televisor lo encontramos en el terreno de al lado acomodado como para pasar a buscarlo más tarde. Me llevaron la Play y la computadora. Y hasta la alcancía del nene porque no encontraron plata. revolvieron todo. Hasta una pulsera de oro de mi hijo y una alianza”.

La plata de Facundo

Su hijo Facundo mira a la mamá y se le salta una lágrima. Se le nota que pasó una mala noche. Su padre, Martín, dice entre lágrimas. “Usé $ 2000 que tenía Facundo ahorrados para terminar los pisos porque no teníamos plata para hacerlo. Hoy mi hijo me dijo “papá, menos mal que los usaste sino los robaban”.

Y dice: “La policía dice que está atada de manos, entonces esto es vía libre para los delincuentes. porque si la policía dice que no puede hacer nada y la justicia tampoco quien nos defiende?”. Estalla en lágrimas.

Apuntados

Los viven a pocos metros de la Manzana 93, un lugar conflictivo que convive a diario con el delito. Romina manifestó:  “Somos nuevos en el barrio y como esta casa recién se estrena es como que se confunden y creen que tenemos algo. Somos laburantes, nos costó 11 años tener la casa”.

Sobre posibles sospechosos del hecho, dijo:  “Vieron a un hombre y un menor cruzar la calle. Hay nombres puntuales que cruzaron la calle a las 10 de la noche. Yo no tengo esperanzas en recuperar nada. Es material. No se va a hacer justicia. Yo tengo mucho dolor y mucho miedo. Anoche no pusimos dormir. Sólo quiero recuperar la tranquilidad”.

Comentarios

comentarios