TRANSITO – Crece el número de motos retenidas pero la situación en las calles es insostenible

Es sumamente preocupante el tránsito en la noche de la ciudad de El Trébol. Sobre todo, desde que el calor llegó a la región y un grupito de unos 25 O 30 motociclistas recorren las calles después de las 23 hs.

Mayoritariamente menores de edad, no portan cascos, conducen mano y contramano por igual, van por las veredas a altas velocidades, utilizan escapes libres, cruzan semáforos en rojo y se manejan en grandes “manojos” de motos que copan una arteria.

Después de las 22 o 23 hs. la ciudad queda desprotegida de inspectores. Hay dos, es cierto, pero ese número, difícilmente pueda parar semejante “vendaval” de motos que invaden las vías y arterias. Y además, entre ruidos y velocidades altas aparecen y desaparecen como por arte de magia.

Un claro ejemplo fue la noche del sábado (domingo a la madrugada) cuando este grupo se trasladó por diferentes arterias, el Boulevard, la Ruta 13 y la Plaza cometiendo sistemáticamente todo tipo de infracciones.

“Tenemos dos inspectores en la noche y falta más. Hay un tema delicado con la seguridad de los inspectores ante tanta gente. Por otro lado, uno se pregunta qué hacen los padres? Por momentos no alcanzaría ni con 10 inspectores”, enfatizó Néstor Musachi, Jefe de Inspección General del departamento de Tránsito Municipal.

Actualmente hay 50 motos retenidas en el departamento de Tránsito. “Vamos “cazando” a algunos, pero la situación es incontrolable”, se quejó Musachi al respecto. Hace dos meses, se compactaron otras 70, que nunca fueron reclamadas o que por la magnitud de sus multas nunca pudieron volver a sus dueños.

El Municipio deberá ponerse a trabajar de otra manera en este aspecto. Tendrá que sumar a la policía, proteger a los inspectores y velar por la seguridad de los jóvenes. Que, por cierto, son los mismos a los que los padres le pusieron una moto en sus manos, aún siendo menores de edad.

Comentarios

comentarios