TRAS EL HUMEDO 2016 – Las napas descienden pero aún es crítica la situación

Tras los excesos hídricos que soportó toda la región durante el año 2016, aún hay resquicios del daño en los suelos.

La recuperación de las napas es lenta, aunque va en franco descenso desde que se registrara la medida límite en abril de 2016.

Tras 25 días de lluvias en ese mes, las medidas de la estación meteorológica de la ciudad marcó una profundidad de napas de 3.31 metros.

Ese registro es el mas bajo de la historia de la Estación, instalada en el año 1990 en la ciudad de El Trébol.

Hay que tener en cuenta, que esta marca se toma en la Estación Meteorológica, al oeste de Ruta 13, donde los terrenos son elevados y hacia el este, es decir, hacia la ciudad, van en descenso, lo que hace que en los sectores bajos de la ciudad, por ejemplo, a la altura de las vías del ferrocarril, las napas estuvieran al ras de la superficie.

Con el correr del tiempo, y la normalización de las lluvias en la región, las napas lentamente van volviendo a la normalidad.

Sobre fines del 2016, se registró una profundidad de napa de 4.58 metros, y el descenso se acrecentó en este 2017. A mediados de año, la napa estaba en 6.01 y hoy está a 5 centímetros de los 7 metros.

Solamente en el último mes, la napa descendió más de medio metro.

El promedio de profundidad de las napas para la ciudad, sacado en las mediciones  de 1990 a la fecha, es de 8 metros y medio de profundidad. Y para ello, aún resta un largo trecho de recuperación de los suelos. Siempre y cuando el clima tenga clemencia en los próximos meses.

Comentarios

comentarios