NORA GHIANO – “Dios me prestó a Belén 33 años”

Tras la muerte de Belén Scalarandi en Puerto Madryn, la autopsia, la cremación del cuerpo, el traslado de las cenizas y la despedida en El Trébol, Nora Ghiano dialogó con El Trébol Digital.

Sumergida en un profundo dolor, Nora, señaló:  “Fue un golpe muy duro. A veces en la vida uno no se espera este desenlace. Ella no tenía síntomas de nada y cuando sucede todo es muy tarde. Lamentablemente no la tenemos más y tendré que empezar de nuevo con este dolor”.

La muerte de la joven tomó por sorpresa  a allegados y ajenos. La conmoción en la ciudad fue enorme la noticia quebró a su familia.  “Me sorprendí mucho al recibir los papeles y documentación. La cantidad de títulos y cursos que tenía. Además de psiquiatra era médica china, hacía terapias alternativas, era radióloga y enfermera. Ella jamás decía todo lo que estudiaba y los títulos que tenía”, destacó su Ghiano con la voz entrecortada. La mamá de la médica fallecida recordó: “La había visto la semana anterior. Nos habíamos frecuentado mucho últimamente. Ella tenía stress laboral y había pasado momentos difíciles. Yo fui dos veces a Puerto Madryn a verla y la última vez se vino conmigo a Rosario.  Se volvió el 2 de septiembre”.

Lo que dijo la autopsia

Tras las primeras conjeturas, en la que los medios de Chubut hablaron de un femicidio, de un cuerpo con visibles golpes y laceraciones, la autopsia barrió con las conjeturas. “Estallido de una úlcera estomacal en la parte superior con estallido de aorta”, fue lo que se dictaminó en la Clínica donde se hicieron los peritajes.

Nora contó que “no existió nada de lo que dijeron los diarios de Chubut. Yo hice la denuncia a la policía porque no la encontraba. Yo empecé a buscarla. Al llegar el martes a Madryn, el cuerpo estaba a nuestra disposición. Teníamos que esperar 48 hs. a la cremación y el viernes la cremamos y se le hizo la despedida en el Cementerio Jardín de Trellew”.

ETD – Ustedes decidieron cremarla?

“Decidí la cremación porque era muy costoso trasladar el cadáver hasta la Provincia de Santa Fe. Los trámites eran en cantidades y además del dolor no teníamos el dinero suficiente para afrontarlo”.

Finalmente entre lágrimas, Nora destacó:  “Quiero agradecer a toda la gente que nos acompañó en ese momento. Dios me la prestó 33 años para que yo disfrute de ella y era el momento que tenía que partir. Tengo que aprender a aceptarlo”.

ETD – Cómo se sigue?

“Como se puede. Hoy empecé a trabajar para que mi mente esté en otras cosas”.

Comentarios

comentarios