Jorge Alvarez, Secretario General de ATILRA, se acercó hasta el Monumento al trabajador para contemplar la obra y su paso a paso.

Fue el primer ideólogo a la hora de pensar que la ciudad tenía que tener un lugar para homenajear al trabajador y así lo recuerda:  “Yo se lo comuniqué un día a Jorge Meynet. Le manifesté que sería muy importante para todos tener un monumento al trabajador. Que la ciudad de El Trébol era grande gracias a ellos y que no había un lugar que lo recordase. Un día llegó a mi oficina y me dijo que había hablado  con el Intendente y que era viable poder hacer el monumento”.

La historia es después muy conocida. Con los  escultores  Juan Carlos Mercurio y Adriana Baadi, nació la primera parte del Monumento en Fiesta de Arte 2016. Allí se hicieron los primeros trabajos de tallado de mármol y tomaron forma las tres primeras partes del Monumento. “Recuerdo el día que le comuniqué al Municipio la idea de que el trabajador tenga su monumento”, señaló.

“Este aporte de los gremios  es insignificante para lo que va a ser este monumento para el trabajador. Yo le digo gracias  Almada por el puntapié para hacer esto. Uno ve cada día como se transforma esta parte de la ciudad  y no puede más que sentir orgullo”, manifestó Alvarez.

Desde ATILRA Alvarez remarcó: “Esto se me pasó por la cabeza al ver que en el Día de las Malvinas o en el Día de la Memoria, hay un lugar para conmemorarlo. Bueno, acá es lo mismo, yo pensé que era una lástima no pensar en la gente que hizo grande este pueblo.  El Trébol es una ciudad hermosa. Para mí es muy importante tener los amigos como el Intendente Almada y ver lo que gestionó”.

Comentarios

comentarios