«No podemos impedir el crecimiento de la industria y del comercio»

Para unos y otros – El Intendente Fernando Almada habló del plan urbano en la que conviven viviendas y galpones. Otros emprendimientos nunca pudieron instalarse en la ciudad.  La ciudad crece y con ella los planes estratégicos naufragan. Ante la mirada atónica de muchos vecinos que ven erigir grandes galpones en zonas urbanas, El Trébol Digital se remitió a dialogar con el Intendente Fernando Almada.

Desde su despacho, Almada señaló con respecto al tema. «En realidad hay algunas construcciones que son ampliaciones de sectores comerciales e industriales. Nosotros impulsamos un plan de desarrollo urbano hace algunos años que hay que modificar».

El intendente explicó que «este plan está en vigencia y tiene sus limitaciones y tiene que tener actualizaciones. Para el año próximo, que no es electoral, queremos actualizar el plan. Requiere del trabajo de todos los sectores de la ciudad, desde los políticos y hasta los institucionales. Haremos una amplia convocatoria. El objetivo es reformular y replantear algunas cosas».

En una ciudad en la que parece que a algunos emprendimientos se les hace cuesta arriba poder instalarse, hay otras iniciativas que logran la luz verde para poder llevarlas adelante. «No podemos impedir el crecimiento de la industria y del comercio. Sería ponerle trabas al progreso», indicó Almada.

Más explicaciones

«Estamos trabajando con la Provincia en un Plan base. Actualmente existe una solificación urbana», explicó el mandamás del Ejecutivo y agregó: «Es una división de distintos sectores de la ciudad donde se establece que tipo de emprendimientos se pueden hacer y cuáles no. Lo que no está prohibido, está permitido», señaló Almada al respecto y agregó: «La ciudad creció. Antes había sectores en los que una industria no molestaba y ahora sí. Estamos teniendo inconvenientes en algunos sectores. Hay un trabajo del Concejo que terminará reviendo y adaptando ordenanzas».

Mirando adelante

«Con el análisis conjunto pondremos superar las coyunturas de momento. Salvo en algunas zonas puntuales, no hay limitaciones en cuanto a construcciones. Hay que reglamentar las alturas de las construcciones entre otras cosas».

Comentarios

comentarios