«El precio de referencia fijado a los biocombustibles complica a nuestras empresas»

Antonio Bonfatti – El mandatario santafesino manifestó su desacuerdo con la medida anunciada por el gobierno nacional. «No es lo mismo grandes multinacionales que pequeñas y medianas industrias», remarcó. «Francamente complica la posibilidad de que nuestras empresas, que en su mayoría son pequeñas y medianas, puedan funcionar», dijo el gobernador Antonio Bonfatti, manifestando de esta manera su desacuerdo con la resolución 1436/12 del gobierno nacional que fija un precio de referencia a la producción de biocombustibles en 4.405,30 pesos.

Bonfatti dijo que «va a plantear el tema a las autoridades nacionales», al tiempo que señaló que «no es lo mismo igualar a las grandes multinacionales con las pequeñas y medianas empresas que son nuestras, que la gran mayoría están en Santa Fe, y generan 2.500 puestos de trabajo».

Asimismo, adelantó que enviará una nota al secretario de Comercio Interior de la Nación, Guillermo Moreno, expresándole su postura respecto de la resolución.

En cambio, el mandatario provincial se mostró a favor de una amplia convocatoria a todas las partes para escuchar a todos. «Hay gente que conoce los temas en profundidad y a veces desde Buenos Aires es difícil abordar todos en forma integral».

Bonfatti puso de manifiesto, además, la dualidad de algunas decisiones adoptadas por el gobierno nacional: «El mismo día en que se toma una medida positiva como es la importación transitoria de soja que deja muchas divisas en el país, se aumentan simultáneamente las retenciones al biocombustible –que no está mal porque estaba totalmente subsidiado–-, pero por una resolución paralela se fija el precio sobre la producción de biocombustibles que sí perjudica a los pequeños y medianos empresarios. Estas son las cosas que hay que ver», sostuvo.

En otro orden, el gobernador se explayó sobre el conflicto con la lechería y destacó la convocatoria que hizo el Ministerio de la Producción de Santa Fe donde estuvieron presentes las provincias de Córdoba y Entre Ríos: «Convocó el gobierno provincial pero es una medida que debería haber tomado el gobierno nacional porque ahí hay un conflicto de intereses en donde está el productor por un lado, la usina láctea por otro y finalmente el consumidor», explicó.

Finalmente, Bonfatti graficó la cuestión: «La gran tajada del león está en los supermercadistas. La leche sale a 3 pesos de las usinas lácteas y se vende a 6; y el kilo de queso de una usina láctea sale a 18 pesos y se vende al público en 60. Y al tambero le dan 1,50 pesos», concluyó.

Comentarios

comentarios